Es cierto que con la guerra política-comercial entre USA y China por el liderazgo del orden económico internacional, en adición a la crisis económica mundial ocasionada por otros eventos disruptivos como la pandemia y las hostilidades entre Rusia y los países de la OTAN, han hecho que tomen relevancia términos asociados a la relocalización industrial como:

Diferentes países de América Latina, entre ellos Colombia, se encuentran compitiendo por atraer esa inversión que se espera venga de compañías americanas ubicadas en China. Por este motivo, se diseñan estrategias donde se ponen de manifiesto las diferentes ventajas de invertir en un país u otro.

En el caso colombiano, en Procolombia se promueve la inversión indicando los incentivos tributarios, la localización estratégica, instrumentos para el comercio exterior (por ejemplo, las zonas francas), los tratados de libre comercio y cooperación económica, entre otros. Todos estos incentivos son importantes, sin embargo, son incentivos que tienen los demás países con los que competimos por atraer esa inversión y, en algunos casos como cuando hablamos de ventajas locativas o de impuestos, hay países que nos llevan ventaja.

Con base en todo lo anterior, y teniendo en cuenta lo que he revisado en algunas publicaciones académicas de prestigio, hay otros factores que revisten gran importancia al momento de que una multinacional tome una decisión para relocalizar sus operaciones. En este blog me referiré a dos que están íntimamente relacionados: la innovación y la sostenibilidad.

Considero que es importante que Colombia, empiece a implementar estrategias para, además de incentivos tributarios, ofrecer un ecosistema innovador y sostenible a las empresas, las cuales no solo vienen a ahorrar dinero en impuestos y mano de obra, sino que vienen con el objetivo de llegar a un lugar en el que puedan encadenarse productivamente, innovar, ser más productivas y competitivas. 

Autor: Jorge Luna Amador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.