Comercio exterior: una introducción al intercambio de bienes y servicios a nivel global

Comercio

Comercio exterior es un concepto referido al intercambio de bienes y servicios entre naciones de economías abiertas, que se sujeta a trámites, procedimientos tributarios y regulaciones. Se realiza mediante la compra venta bajo una divisa específica o dos divisas adaptadas a un cambio.

La importancia del comercio exterior en el desarrollo económico de un país

El comercio exterior ofrece un mejor beneficio de los recursos disponibles en un país. Esto mejora la eficiencia, optimiza su producción y sus ganancias y genera altos niveles de productividad y crecimiento económico.

Esta actividad permite a las naciones disponer de sus recursos y materias primas para alcanzar una mejor rentabilidad, disponer de una mayor variedad de otras materias primas o productos, y reducir los costos operativos. 

Además, ayuda a expandir las capacidades comerciales y obtener productos mejorados y variados. Su importancia principal radica en las oportunidades para aumentar los puestos de trabajo que resultan de la comercialización de bienes, servicios y productos ya elaborados.

Por otro lado, estas actividades generan inversiones que favorecen el crecimiento socioeconómico. Por si son pocas estas razones, el comercio exterior permite aprovechar los excedentes, por lo que, si un mercado se satura de determinado producto o insumo, se puede derivar al mercado internacional para que no se presenten declives del producto y de su precio.

Cómo funciona el comercio exterior: etapas y actores involucrados

Las etapas generales del comercio exterior son: 

Negociación, comprador y vendedor se ponen de acuerdo en diferentes aspectos como la fecha y lugar de entrega, el precio y los medios o formas de pago.

Contratación, se trata de documentar todas las condiciones de la contratación de forma clara y legal.

Documentación, en esta etapa se desarrollan operaciones propias del comercio exterior y que generan documentos y trámites como los certificados comerciales, de transporte, aduanas y otros.

Transporte y seguro, se realiza el transporte de los productos o insumos hasta su destino, generalmente se cubre mediante un seguro.

Fiscalidad, se refiere a las operaciones que están sometidas a gastos e impuestos, como el despacho de aduanas, aranceles y el IVA.

Los actores dentro de este proceso son: el exportador, el importador, los Agentes de carga internacional, las entidades como puertos, aeropuertos, las Agencias de Aduanas y portuarios, los transportistas internos, intermediarios cambiarios o entidades bancarias y los operadores postales o concesionarios de correos. 

Además, se consideran los organismos involucrados según el rubro, como en el caso de Colombia:

Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, que regula y audita todo el proceso aduanero y fiscal.

Instituto Agropecuario Colombiano, que vela por la sanidad agropecuaria y el impacto de la producción primaria.

INVIMA, protege y promueve la salud de la población. Gestiona los riesgos asociados al consumo y uso de alimentos, medicinas, dispositivos médicos entre otros.

Aseguradoras, son entidades que cubren eventos inesperados que afecten la mercancía. 

Los beneficios del comercio exterior para la economía local: generación de empleo y crecimiento económico

Entre los primeros beneficios podemos señalar que cuando las empresas locales incursionan en el comercio exterior aumentan sus procesos de manufactura para exportar, lo que abre oportunidades de empleo para los pobladores locales. Con las ganancias, pueden actualizarse a nivel de maquinarias y procesos industriales.

El comercio exterior facilita que las empresas mejoren en la obtención de materias primas, en las labores administrativas, operativas e incluso en su logística para enviar, almacenar, transportar y recibir bienes y servicios.

Otro beneficio, es la inversión en otras naciones dentro del marco del comercio exterior, lo que genera la apertura de sucursales, con lo que se contrata talento humano también en otras regiones, impulsando el desarrollo socio económico. Mantener y cooperar en las negociaciones internacionales produce además otros beneficios, como el intercambio cultural.

La generación de oportunidades laborales son un punto clave para el desarrollo de las regiones, al aumentar la tasa de empleo se producen alternativas para reducir la pobreza e integrar a los pobladores al sector laboral.

Las empresas que abordan el comercio exterior son grandes colaboradoras en la estabilidad económica. Las exportaciones permiten que la producción nacional se mueva constantemente, garantizando las importaciones de bienes, materias primas u otros productos.

Esto conlleva que se generen mayores ingresos a la nación, producto de los impuestos y aranceles. Esto incrementa progresivamente la cantidad de clientes internacionales, el crecimiento de la empresa y la inyección de capital en otros mercados o industrias relacionadas.

No hay duda de que el comercio internacional contribuye a la economía local y a la global. Mientras mayor sea el flujo de recursos, servicios y bienes, mayor será el flujo económico producto de los ingresos que se generan en estas transacciones 

Tipos de comercio exterior: exportaciones e importaciones

El comercio exterior se divide en dos tipos: los productos o insumos que se destinan a mercados de otros países son parte del primer tipo: la exportación. Los productos o insumos que se traen de otras naciones son parte del segundo tipo: la importación.

Ambos tipos de comercio se contabilizan como comercio internacional y permiten a los países utilizar sus recursos de forma más eficiente y producirlos para la comercialización.

Además, también podemos considerar el comercio exterior especializado, en el cual un país que no posee un producto o insumo específico puede adquirirlo directamente a otro que sí lo produce.

El papel de las aduanas en el comercio exterior: control y facilitación del flujo de mercancías

Las aduanas tienen un papel importante en el control y facilitación del flujo de mercancías, la facilitación del Comercio, es un aspecto del marco normativo de la Comunidad Andina, por ejemplo.

Mediante esta legislación, se procura fortalecer la capacidad de las aduanas y generar normativas, procedimientos y mecanismos que faciliten el comercio y flujo de mercancías en la región.

El papel de las aduanas, es facilitar el flujo de mercancías para colaborar con el desarrollo de los países relacionados.

Hay muchas aristas en este punto, como las Resoluciones Anticipadas en valoración aduanera, el origen y clasificación de los aranceles, entre otros. Algunas de las iniciativas para facilitar el flujo de mercancías son:

  • Autorizar el despacho aduanero antes de la llegada de la mercancía.
  • Interoperabilidad entre Ventanillas Únicas Aduaneras de C.E.
  • Certificados de origen digitales.
  • Estrategias comunitarias para la Gestión de Riesgos.
  • Automatización del Tránsito Aduanero.
  • Desarrollo de redes electrónicas para interconectar la administración aduanera.
  • Capacitación y Actualización constante para el personal aduanero.
  • Se propone también la implementación de plataformas digitales.

La idea es resumir los costos, procedimientos y el tiempo ocupado en las transacciones aduaneras. Lo que beneficiará a los gobiernos, a los operadores de comercio exterior y a los comerciantes internacionales.

Factores que influyen en el comercio exterior: políticas comerciales, acuerdos internacionales y barreras arancelarias

Las políticas comerciales pueden ser un incentivo o un obstáculo para el comercio exterior, estas políticas a menudo influyen en los precios y cantidades de productos comercializados y además, en los precios internos del país que los recibe.

Las políticas comerciales que encarecen los precios de un producto en un mercado interno suelen ser las políticas de protección. Los instrumentos principales en este aspecto son los aranceles y las cuotas de importación. 

Las barreras arancelarias se constituyen de todos los impuestos. Estos se pagan al agente de aduanas. Se pagan en cada país por concepto de importación o exportación, y pueden resultar un factor que reduzca las intenciones de comerciar internacionalmente. 

Cuando estas políticas se enfocan en las cuotas arancelarias, que aumentan los aranceles cuando se exceden cantidades de productos establecidas se convierten en un factor que afecta negativamente el desarrollo del comercio exterior, especialmente para las pymes.

Los acuerdos, por su parte, reducen este efecto, y permiten un mayor aprovechamiento de los mercados para expandir la exportación, especialmente las exportaciones no tradicionales, pero bajo condiciones que favorezcan la rentabilidad y la eficiencia de todo el proceso comercial.

El impacto del comercio exterior en la balanza comercial de un país

La balanza comercial refleja el intercambio comercial entre países y es la diferencia entre las importaciones y las exportaciones, produciendo un balance que puede ser negativo o positivo.

En ocasiones, el balance es positivo, lo que significa que las ventas superan a las compras, se conoce como superávit comercial. Este resultado desde el punto de vista de un país implica que sus exportaciones incrementan el ingreso nacional, ha creado oportunidades laborales, impulsando el crecimiento y bienestar de sus habitantes. 

Un balance negativo, representa que las importaciones han superado las exportaciones. Este déficit comercial suele representar una situación desfavorable para la nación y sus habitantes porque en palabras sencillas, se compran más bienes de los que se venden.

La relación entre el comercio exterior y la competitividad empresarial

Las empresas que exportan muchos productos compiten mucho más en el mercado nacional e internacional. Generalmente las empresas son competitivas en su propio mercado interno, pero pertenecer al mercado internacional despierta aún más esta cualidad.

Cuando se enfrentan a otras empresas, su esfuerzo aumenta, por lo que suelen implementar planes para innovarse, optimizan sus procesos, buscan producir a menor costo, se enfocan en implementar herramientas y maquinarias especializadas y aumentan su producción.

La búsqueda de ofrecer productos a precios más bajos, con una producción eficiente y rápida impulsan la competitividad empresarial. Vale resaltar que este esfuerzo llega al consumidor nacional en la misma medida que al internacional, lo que representa un beneficio.  

Los consumidores, observan las ventajas y activan el producto dentro del mercado, la competitividad beneficia a los ciudadanos, porque las empresas que comercializan al exterior ofrecen precios justos y alta calidad.

Comercio exterior y globalización: cómo se relacionan y qué implicaciones tienen

La globalización es el resultado de fuerzas microeconómicas fruto de la revolución de las tecnologías. La globalización hace más rentables los esfuerzos de producción gracias a la reducción de costos en relación a la gestión de información, el transporte y algunas operaciones relacionadas con la comercialización.

El comercio exterior se ha hecho cada vez más rentable debido a la globalización, pero también se ve influido por ella en muchas facetas. Una de estas facetas, es que las empresas de mayor tamaño predominan debido al énfasis que se le ha dado a las economías más potentes, que son las que tienen mayor acceso a las mejores y más nuevas tecnologías.

No obstante, la globalización, desde la visión de la demanda comercial, ha estandarizado las exigencias, las preferencias y los patrones de consumo, se considera que estamos en la vía de una homogeneización de preferencias en productos, servicios y tecnologías.

De este proceso, se deriva una integración mundial, con mejores oportunidades y grandes desafíos para el comercio exterior. Sin embargo, no todos los países están en la misma posición con respecto a los desafíos implícitos en la globalización desde la perspectiva comercial.

El papel de las organizaciones internacionales en la regulación del comercio exterior: OMC, ONU, otros

OMC – Organización Mundial del Comercio:

Se ocupa de las normas que controlan el comercio entre las naciones. Se constituye de acuerdos y políticas comerciales. Es decir, de reglas jurídicas y políticas comerciales. Sus acuerdos se inspiran en principios sencillos que configuran el sistema de comercio exterior.

ONUDI – Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial:

Sus actividades están orientadas a las manufacturas y servicios conexos de las empresas privadas. Desarrolla programas de cooperación técnica, brinda apoyo a las empresas que están en crecimiento y a otras instituciones que se relacionan con la industria.

Entre sus objetivos se encuentra la exploración de espacios de cooperación con organismos como la FAO, UNESCO, El Banco Mundial, la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la OMC, por mencionar algunas.

UNCTAD – Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo:

Entre sus fines se encuentra la generación de propuestas y acuerdos para organismos como la OMC, GATT, y el Fondo Monetario Internacional. No se involucra en negociaciones.

MERCOSUR – Mercado Común del Sur:

Se formalizó en 1991 sin fecha de caducidad. Está integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Se enfoca en mejorar los procesos y facilitar el comercio entre estas naciones.

El papel de las monedas en el comercio exterior: tipos de cambio y sus efectos

Las monedas juegan un papel muy importante en el comercio exterior, establecer un sistema de cambio ha sido un gran paso para que el comercio exterior se desarrolle globalmente. 

Todas las empresas que están interesadas en fomentar el comercio internacional deben apegarse a los cambios de las diferentes divisas. ¿Cuáles son los efectos del tipo de cambio? El tipo de cambio afecta al comercio y a su vez se ve afectado por algunos factores, por ejemplo:

  • Factores políticos: estos surgen de problemáticas y conflictos internos en la política y se reflejan en la moneda. Pueden generar una devaluación de la misma frente a otras monedas.
  • Factores económicos: se refiere a problemas derivados de la inflación, el desempleo, el déficit comercial, el PIB o el IPC.
  • Psicología de Mercado: las redes sociales han dado lugar a situaciones irreales, creando desestabilización y rumores que afectan la moneda.

Riesgos y desafíos en el comercio exterior: volatilidad económica, fluctuaciones de precios y barreras no arancelarias

La volatilidad y las fluctuaciones son desafíos puntuales en el comercio exterior. Desempeñan un rol preponderante cuando se trata de establecer el valor relativo de las monedas. La volatilidad del tipo de cambio impacta significativamente en todas las operaciones comerciales, pudiendo ser un riesgo o una oportunidad.

Por su parte, la fluctuación de los tipos de cambio afecta los costos y los precios durante las exportaciones e importaciones. Un encarecimiento de costos, debido al aumento de una moneda local, se traduce en una menor competitividad en mercados internacionales.

Una depreciación, puede hacer que las exportaciones sean más atrayentes debido al precio y esto podría incrementar la demanda internacional. Ambos factores generan incertidumbre para las transacciones internacionales ya que no facilitan la planificación financiera a largo plazo.

En cuanto a las barreras no arancelarias, la que mayor impacto puede representar es la barrera cultural. Esta, representa un desafío para las empresas que quieren proyectarse internacionalmente, la diversidad cultural influye notablemente en las oportunidades. 

Comprender y respetar las diferencias en la comunicación, actitudes, costumbres y normas sociales es esencial para obtener un acuerdo comercial positivo, sólido y exitoso. Adaptarse a las diversas prácticas sociales es un reto frente a la globalización.

La logística en el comercio exterior: transporte, almacenamiento y distribución de mercancías a nivel internacional

La logística es pieza fundamental para el comercio exterior, asegura el movimiento de las mercancías, permite el uso óptimo de todos los recursos disponibles y ayuda a distribuir eficientemente las tareas durante las operaciones comerciales. La logística reduce los procesos redundantes y disminuye los costos.

Uno de los aportes mas valiosos, es que mejora la cadena de suministro global, lo que influye en la reducción de costos finales, aumentando el margen de ganancias y rentabilidad para ambas partes. 

Elegir el transporte más adecuado y optimizar las rutas permite una mejor gestión de los tiempos; un almacenamiento idóneo durante el trayecto protege la mercancía, además, permite un embalaje y etiquetado correcto y que llegue en las mejores condiciones.

El comercio exterior como estrategia de diversificación económica y reducción de la dependencia de un solo mercado

La diversificación económica es una estrategia que sirve para encauzar a las empresas. Y de esta forma, que ingresen a otros mercados ofreciendo nuevos productos. Mediante el comercio exterior se puede diversificar de diferentes formas.

La diversificación horizontal, significa que el productor extiende su gama. De esta forma no depende de un solo producto, como la rotación de cultivos, por ejemplo. La diversificación concéntrica, integra nuevos productos que se derivan o relacionan de la producción principal. Un ejemplo sería la transformación de frutas a pulpas congeladas. Como último modelo, tenemos la diversificación conglomerada, crear nuevos productos sin relación alguna con la producción principal. 

El comercio como estrategia favorece el desarrollo de la diversificación, aumenta las ganancias. En países diferentes, existen factores diferentes, que se pueden ajustar a la demanda y la oferta, permiten resistir a la competencia y reducir riesgos, ya que no se depende de un solo comprador.

El comercio exterior y el desarrollo sostenible: aspectos ambientales y sociales

El comercio exterior es un facilitador del desarrollo sostenible. Viene a convertirse en una herramienta para producir oportunidades para la sustentabilidad comercial, económica y social de las naciones. Su papel se puede determinar a nivel macro y micro: desde el crecimiento de la economía global, hasta el desarrollo del comercio interno.

La relación más observable entre el comercio exterior y los aspectos ambientales está en la productividad empresarial con responsabilidad ambiental. La globalización ha dado paso a estándares en los que se plantea la productividad eco amigable. Por lo que la preocupación por conocer y gestionar el impacto ambiental de las empresas e industrias ha marcado una pauta para la aceptación de los productos.

La prioridad es ofrecer una imagen empresarial de responsabilidad frente al impacto ambiental y social. Por su parte, la sociedad internacional está cada vez más atenta a lo que se produce y cómo se produce. Se exige un producto realizado y comercializado de manera justa, bajo la ética y la responsabilidad, ajeno a prácticas que puedan cuestionarse.

Comercio exterior y tecnología: impacto de la digitalización en los procesos comerciales internacionales 

Las tecnologías impactan sobre el comercio internacional reduciendo costos de logística, transporte, almacenamiento y embalaje, gracias a nuevos vehículos, rutas y materiales. Igual sucede con otros gastos de operación: la información, por ejemplo, ya no enfrenta barreras idiomáticas ni físicas gracias a servicios telemáticos que ofrecen comunicación en tiempo real.

Los pagos y la investigación de mercados internacionales no representan una dificultad o gran inversión. Los patrones de comercio se mantienen, pero con la presencia de una nueva versión: el comercio internacional digital. El impacto de las tecnologías aumenta el peso del comercio exterior, ya que las TICs incrementan la entrega electrónica de servicios y mejoran la conectividad.

Políticas gubernamentales para fomentar el comercio exterior: incentivos fiscales y promoción de exportaciones

La mayoría de los incentivos fiscales se ofrecen a empresas de algunas zonas geográficas en particular. Usualmente zonas de clima hostil, alejadas, con poco desarrollo o en fronteras. En otras ocasiones, están destinados a sectores o actividades concretas, como proyectos energéticos, agroindustria o el sector forestal.

En muchos países se aplican estas exenciones o exoneraciones temporales sobre los impuestos, con la finalidad de fomentar el comercio exterior, hay una gran variedad de políticas gubernamentales como alícuotas reducidas del Impuesto sobre la Renta. 

No obstante, otras medidas que pueden impulsar el comercio como la depreciación acelerada y las deducciones o créditos tributarios relativos al costo de inversión, están ausentes en muchas naciones en desarrollo. Los incentivos a las exportaciones son instrumentos para alentar la exportación, son opuestos a las barreras arancelarias. 

Casos de éxito en el comercio exterior: ejemplos de países que han logrado potenciar su economía a través del comercio internacional

Los ejemplos más notorios son:

1° China: es el país que más exportaciones realiza, su PIB es de aproximadamente 30%. ¿Qué exporta?  Materia prima y productos (maquinaria, telas, ropa, equipos ópticos y médicos, juguetes, armamento, hierro y acero. ¿Quiénes son sus principales compradores? Estados Unidos, Hong Kong, Japón, Corea del Sur y Alemania. 

2° Alemania: aumentó sus exportaciones en más del 14%, en comparación con el 2021, logrando un superávit nunca antes observado por sus pobladores. ¿Cuáles son los principales importadores de productos alemanes? Estados Unidos, China y Francia. ¿Qué exporta? Vehículos y maquinaria industrial, metales, manufacturas, productos químicos, textiles y alimentos.

3° Estados Unidos: es una referencia de economía basada en el comercio exterior, pero ocupa el tercer lugar en exportaciones totales, algunos productos son:  maíz, soja, químicos orgánicos, equipos de tecnología y telecomunicaciones, automóviles, medicinas y frutas. No obstante, sus importaciones superan las exportaciones hacia países como: Canadá, México, China y Japón. 

El futuro del comercio exterior: tendencias y desafíos en un mundo cada vez más interconectado

Las tendencias del comercio exterior están orientadas hacia un comercio muy concentrado y con una mayor participación de las naciones en vías de desarrollo, la cual se ha incrementado en la última década. También se observa una marcada tendencia al crecimiento y fortalecimiento del comercio Sur-Sur en bienes y servicios.

Otra tendencia que se ha destacado es el comercio de manufactura y un aumento del dinamismo en este renglón. Caso contrario sucede con el comercio exterior de combustible y productos agrícolas, que se ha reducido y continúa decreciendo.

¿Qué comercio está marcando pauta? El intercambio de servicios informáticos y financieros, esto es resultado del avance del comercio electrónico y los métodos de pago electrónicos. La fabricación aditiva, con el uso de impresoras 3D ha dado paso a una producción de bienes más sofisticados, de bajo costo y adaptados a cada necesidad.

Como punto final, se destaca el aumento de instrumentos de protección comercial no arancelarios. La integración económica y la globalización son los auspiciadores de mejoras en la calidad de vida de muchas personas, favoreciendo las relaciones comerciales y humanas y reduciendo los conflictos internacionales. 

Últimos artículos

Parque Central Zona Franca impulsa el Comercio Exterior entre Colombia y Estados Unidos
En el dinámico escenario del comercio internacional, Colombia ha logrado destacar su relevancia como un socio estratégico para Estados Unidos,...
Leer más
Reforma aduanera y modernización de la DIAN
Durante los últimos meses ha sido tema obligado, hablar de la reforma aduanera, la que estuvo precedida de una larga...
Leer más
Exportación libre de impuestosExportación libre de impuestos: el beneficio de las zonas francas
En un entorno global donde la competitividad comercial se torna cada vez más determinante, el concepto de exportación libre de...
Leer más