Zona Franca


Siete razones para invertir en Colombia a través de las zonas francas


Colombia es el país con mayor número de parques industriales en Latinoamérica, siendo esto un factor principal que impulsa la inversión de capital extranjero.

Gracias a su ubicación geográfica privilegiada y a su infraestructura logística desarrollada, Colombia representa una ruta de fácil acceso a los mercados globales.

El fin del Conflicto Armado sin duda generará un nuevo ambiente para la prosperidad del país en los próximos años.

En 2015, la Inversión Extranjera Directa (IED) en Colombia alcanzó 12.500 millones de dólares.

Hoy por hoy, Colombia es reconocida como un mercado diverso y con muchas oportunidades de inversión extranjera. Múltiples razones convierten al país en una plataforma tanto para la distribución logística como para la importación y exportación de productos y servicios, que sin duda, tienen un alto impacto en la estabilidad económica y el fortalecimiento de un mercado cada vez más competitivo.

En la actualidad, Colombia es el país con mayor número de parques industriales en Latinoamérica, siendo esto un factor principal que impulsa la inversión de capital extranjero y fortalece el proceso de exportación nacional. Así mismo, su ubicación estratégica y la excelente conectividad con las Américas, Europa y Asia, hacen de las zonas francas colombianas una excelente oportunidad de crecimiento y prosperidad para muchos empresarios.

Seguramente, el primer argumento (por ser el más reciente) sería la firma del fin del Conflicto Armado con una de las guerrillas más antiguas del mundo, que sin duda generará un nuevo ambiente para la prosperidad del país en los próximos años.

Según las cifras oficiales de Procolombia, en los últimos cinco años la economía colombiana creció en promedio 4,8%. Sólo en 2015, el PIB de Colombia creció 3,1%, muy por encima del promedio estimado para América Latina y el Caribe, que estuvo por debajo del 1%.

De acuerdo al Doing Business 2015 del Banco Mundial, Colombia es el décimo país a nivel mundial y el primero en América Latina en proteger a los inversionistas; además es el destino “más amigable” para hacer negocios en la región.

Gracias a su ubicación geográfica privilegiada y a su infraestructura logística desarrollada, Colombia representa una ruta de fácil acceso a los mercados globales. Los 10 acuerdos comerciales y 3 acuerdos de alcance parcial vigentes le permiten tener acceso preferencial a más de 45 países y cerca de 1.500 millones de consumidores en mercados como Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil, México, Chile, Perú, Costa Rica y Corea.

Según el ranking IMD (Centro Mundial de Competitividad de Suiza, una de las más importantes escuelas de negocios del mundo) del año 2014, Colombia tiene la mano de obra más calificada de Suramérica, por encima de países como Brasil, Chile, Perú, Argentina y Venezuela, lo que le permite garantizar el talento humano necesario para una operación eficiente del sector empresarial. Incluso la Fundación Heritage destacó a Colombia como uno de los mercados donde la libertad económica permite generar resultados positivos y visibles en términos de prosperidad.

En 2015, la Inversión Extranjera Directa (IED) en Colombia alcanzó 12.500 millones de dólares, lo que le permitió registrar un nuevo récord en sectores diferentes a minería y petróleo con una participación de 70,3% y un flujo de 8.511 millones de dólares. Industrias manufactureras, comercio, restaurantes y hoteles, servicios financieros y empresariales; servicios comunales y construcción representaron más del 60% de la IED en Colombia en 2015. Estados Unidos, Suiza y España aportaron el 38% de la IED en Colombia durante 2015.

El régimen de zonas francas en Colombia otorga múltiples ventajas a los proyectos de producción de bienes o prestación de servicios que se instalen en ellas, algunos beneficios son: Tarifa de impuesto de renta de 15%, no se causan ni pagan tributos aduaneros (IVA y ARANCEL) para mercancías que se introduzcan a la zona franca desde el exterior, exención de IVA para materias primas, insumos y bienes terminados adquiridos en el territorio aduanero nacional, las exportaciones que se realicen desde la zona franca son susceptibles de beneficiarse de los acuerdos comerciales internacionales celebrados por Colombia y la posibilidad de realizar procesamientos parciales por fuera de la zona franca hasta por 9 meses, entre otros.

 

En casi todas las regiones de Colombia se desarrollan proyectos de zonas francas (hoy son 99 ya aprobadas bajo el actual régimen fiscal y aduanero), con el fin de mejorar la logística comercial y así llegar de forma directa a los mercados acogidos a los beneficios que ofrece el régimen franco, lo que mejora su margen de competitividad; fortaleciendo las condiciones legales para estimular la inversión y a su vez, los incentivos que facilitan el proceso de exportación nacional. Cabe resaltar, que las Zonas Francas son un modelo de negocio que genera más de 13.749 empleos directos y más de 97.984 indirectos.

 

Fuente: Comunicados/CO


Fecha de Publicación: 1970-01-01

Noticias Relacionadas